21 de julio de 2024

Ocho Columnas Portal

Verdad y Justicia

En nada abonan las desafortunadas expresiones del Gobernador sobre el atentado contra Arnoldo Valle; son terribles y graves, advierte Robespierre Lizárraga.

Redes

Las diversas expresiones del Gobernador del Estado, Rubén Rocha Moya, sobre el atentado contra el director de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), ingeniero Arnoldo Valle Leyva, son desafortunadas y no abonan a nada, aun así, prevalece el llamado al diálogo y entendimiento, opinó el Encargado del Despacho de Rectoría, doctor Robespierre Lizárraga Otero.

Ante los micrófonos de Radio UAS refrendó la condena contundente contra el atentado que sufrió Valle Leyva la cual se ratificó en Sesión Extraordinaria del H. Consejo Universitario y se aprobó un Plan de Acción.

“Lamentablemente, tengo que así afirmarlo, en su conferencia semanera considero que el Gobernador tuvo expresiones muy desafortunadas por no más que terribles y graves en cuanto a aseveraciones que hizo de diversas personas y distintos hechos, lo lamento, se lo reclamé y recriminé al seno del Consejo Universitario, creo que esas posturas, posiciones y actitudes no abonan a nada en positivo de nada”, dijo Lizárraga Otero.

“La invitación aun así prevalece al diálogo y entendimiento porque desde la Universidad tenemos altura de miras, lo más importante aquí es el progreso del estado de Sinaloa en referencia a las nuevas generaciones de jóvenes, exigimos la aclaración del lamentable hecho de violencia, pero también que cese este ambiente de conflicto que nosotros nunca hemos querido”, enfatizó.

Consideró que nadie en su sano juicio quiere tener problemas con un Gobernador o con un Gobierno del Estado, para nada consideran a Rocha Moya su enemigo, pero también espera que él no considere a los universitarios sus enemigos.

“El llamado es al diálogo, al entendimiento, a resolver el conflicto entre Universidad y estado, al respeto de la Autonomía y derechos humanos, a que se regrese al Rector Titular pero también a aclarar los lamentables y terribles hechos acontecidos el 5 de julio en el Campus Buelna de la Universidad Autónoma de Sinaloa”, expresó.

Precisó que ante lo ocurrido no ha escuchado una expresión mínima solidaria del Presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, ni del Presidente de la Junta de Conciliación Política, diputado Feliciano Castro y autodenominado humanista, y al igual que el Poder Ejecutivo, sólo han dado posiciones y comentarios de tipo personal que se alejan de lo institucional.

“Ellos podrán hacer y decir lo que quieran pero se van a tener que estrellar con el Estado Constitucional de Derecho (…) hay un Estado Constitucional de Derecho pese a ellos, sus voluntades, sus intereses y posiciones personales, lo que significa que la Constitución, en su artículo Tercero fracción séptima y la Ley General de Educación Superior alineada a dicho artículo y fracción desarrolla y plantea un esquema legal que tiene que seguirse, no es una cuestión dependiente de la voluntad y libre albedrío de alguien”, detalló al referirse a la insistencia de los legisladores de reformar la Ley Orgánica de la UAS.

Opinó que la Universidad tiene que prevalecer en su postura digna, en su defensa de la Autonomía y esos temas que traen de “urgencia” en el Congreso se resolverán por las vías jurisdiccionales que correspondan.

Por último, sobre las expresiones del Gobernador quien dijo que lo ocurrido el viernes se debe a conflictos internos de la Universidad, refirió que quien afirma está obligado a comprobar, porque hacer esas aseveraciones sin pruebas objetivas y fehacientes es por demás irresponsable y le falta respeto a su propia investidura como Gobernador.


Redes